28.7.05

El comercio es demasiado complicado


Con esto de los tratados de libre comercio, del ALCA, OMC y todas esas yerbas, se ha puesto de moda escuchar hablar de barreras arancelarias, subsidios, "dumping" y esos términos económicos. El punto a debatir siempre es la protección de los productores nacionales, en especial a los agricultores. Los aspectos generales del rollo son comprensibles, pero me siguen pareciendo una complicación.

Entiendo que cada país intente mantener la propia agricultura. Ello da sustento a muchas personas y protege a la nación de depender alimenticiamente de otras. Esto es importante en caso de guerras o problemas ecológicos en otras regiones del globo.

Si el mundo fuera simple, los gobiernos de las grandes potencias económicas (como las del G-8) mantendrían los subsidios a la agricultura local, pero no venderían los productos en el mercado internacional a precios bajos. Más bien donarían todos estos alimentos a los países pobres del tercer mundo, en especial a los africanos. Con esto cumplirían con los acuerdos de donación de un porcentaje del PIB para desarrollo en países pobres, mantendrían a salvo su agricultura y alimentarían a esos millones de personas (sobre todo niñas/os) que mueren de hambre cada año. Se haría justicia, en mi opinión.

¿Por qué este mundo no es tan simple?

2 comentarios:

  1. Estaría bien, pero no bastaría. Desgraciadamente, eso es caridad que no produce cambios a largo plazo. Lo que hace falta es desarrollar esos países, su agricultura, sus industrías, etc, para que sean, al menos en lo básico, autosuficientes.

    Pero los planes de las multunacionales y de esos organismos que mencionas, que están a su sueldo, son bien distintos: ellos prefieren dejar a cuantos más países mejor en estado de consumidores dependientes. Ese es uno de los riesgos de los alimentos transgénicos, como bien sabes. Al final, nos cobrarán hasta por el agua y el aire que respiramos. Esta especie y su habitat se autodestruirán en diez, nueve, ocho...

    ResponderEliminar
  2. Éowyn:

    Gracias por tu comentario, aporta cosas que dejé por fuera en mi post. Es cierto, la caridad no basta, pero en lo inmediato podría salvar de morir de hambre a muchas personas.

    Además, el donar todos esos alimentos, evitaría una sobre-oferta y el "dumping", que es lo que mantiene bajos los precios internacionales de los productos agrícolas. Al obtener mejores precios, los agricultores podrían realmente vivir de lo que producen y mejorar su nivel de vida.

    Sí, es una solución demasiado sencilla, quizá con demasiados agujeros, pero no me trago que el comercio internacional sea tan complicado como para que mantenga a una buena parte de la humanidad hambrienta.

    Ojalá sepamos detener la cuenta regresiva en la que estamos inmersos.

    saludos

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.