14.2.05

Nuevas expericencias con la bitácora

No me puedo quejar de mi bitácora, al menos por lo sucedido la semana pasada. Tuve visitas de gente "importante" para mí y otras buscando el artículo sobre la película "Voces inocentes" (Esto elevó de manera inusitada el contador de páginas visitadas) Confío en que a mas de alguno las/os invitadas/os les habrá llamado la atención el artículo. Si fue así, me hubiera gustado que hubiesen dejado algún comentario.

He tenido que adelantar la presentación en sociedad de dos bitácoras que vengo leyendo desde hace días. Igualmente, les tocará su turno de ser bitácoras del mes, llegado el momento. Helas aquí:

  • Conversando con Chete, me solicitó que pusiera un enlace a su bitácora, a lo cual he accedido con gusto. Es un sitio que me gusta por su tono reposado para reflexionar sobre cosas y casos. Me parece un buen ejemplo para ponérselo a mi padre, que desde hace ratos quiere entrar al ciberespacio.
  • Igualmente, he incluido en mis recomendaciones a Zirbêth a quien he estado leyendo últimamente. Debido a esto, hemos jugado con ella un juego de persecución con el cual la he puesto en aprietos (eso me apena un poco, mira yo causando tanto lío, que eso no me gusta) pero no me arrepiento de esa lectura. Su post me ha dejado con el ego un poquitín inflado, lo admito, pero sobre todo satisfecho, porque parece ser posible eso de ir creando colectivos (o comunidades) virtuales. Por último, quiero agradecer a Zirbêth que haya incluido este sitio en su lista titulada "De allí". Es un honor todavía inmerecido y además que es la primera persona que lo hace.
Bien, a continuar con esto de escribir sobre mis enfrentamientos vitales.

1 comentario:

  1. Si, es una sensación curiosamente placentera que alguien te mencione y sepa de ti. ¡Y al otro lado del charco! Muchas gracias por hablar de mí aquí. Que cerca estamos todos, que delicia.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.