20.1.06

Pre-juicios sobre Narnia


La semana pasada fui a ver "Las Crónicas de Narnia. El león, la bruja y el ropero". Pensé escribi sobre ello, pero al terminar el borrador me di cuenta que todo lo que había escrito ya lo había dicho alguien y que no estaba aportando nada nuevo.

El pasado lunes me encontré con el post de Jacinta sobre el tema. Efectivamente, ha dicho todo lo que yo pensé, con más contenido y de mejor manera. Al igual que ella, yo entré con un pre-juicio a ver la peli: lo de la alegoría cristiana. Se disolvió a lo largo de la proyección. Coincido en todos puntos de vista de ella.

Sin embargo, hay dos cosas que no terminan de quedarme claras.

La primera es que se dice que Tolkien convirtió al cristianismo a C.S. Lewis. En ese punto me gustaría precisar que Tolkien convirtió al catolicismo a Lewis. Sí, ya se que es lo mismo, pero no es igual. En algunas publicaciones se coloca con claridad el punto; en otras no. Ignoro la razón para ello.

La segunda cosa oscura es el motivo que tienen algunos medios de difusión en hacernos creer que toda la serie de obras de Narnia es una alegoría al cristianismo católico, cuando el mismo autor en vida negaba tales afirmaciones. Retomando las enseñanzas del Abate Farias ¿A quién le conviene que la película sea vista de este modo? Se me ocurre que a D*sney en primer lugar. Si fomenta valores cristianos, la película tendría mucha aceptación en los círculos fundamentalistas cristianos en EE.UU, así como en latinoamérica. Por otro lado, será rechazada en otros sectores que evitan que sus hijos tengan contacto con mensajes religiosos encubiertos. Los ganadores acá son los estudios cinematográficos rivales de D*sney. Igualmente ganan estos últimos si la película es rechazada por su contenido moral en países con otra fe religiosa dominante.

Total, son los dos puntos que todavía no me acaban de quedar claros, pero tampoco pierdo el sueño por ello.

Categoría: , , , , .

2 comentarios:

  1. Yo creo que lo interesante es provocar polémica, sea o no sea verdad esta polémica. Ser polémico implica dinero, por tanto TODAS las películas buscan serlo en lo máximo posible. Ser una obra sin polémica implica pasar desapercibida y por tanto no hacer caja... y siempre es más facil conseguir polémica que hacer una obra de arte.

    No he visto la película, pero si es buena, valdrá la pena hablar de ella, si no, no. No es cuestión de dar publicidad gratuita a nada que no lo merezca.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, quizá al final todo es cuestión publicitaria.

    saludos

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.