22.6.05

Dulces himnos cantemos de gloria...


Hoy se celebra el día del Maestro en El Salvador. Quiero recordar a quienes para mal y para bien (en la mayoría de las veces y casos) intervinieron en mi educación "formal". He olvidado el nombre de algunos, otros los recuerdo por sus apodos (triste) pero de todas y todos recuerdo su rostro. No importa si algunos (los menos) no fueron didácticos o estuvieron a la altura de las circunstancias, pero igual aprendí algo con ellos o sobre ellos. Son parte de mi pasado y por lo tanto parte de mi vida. Y a los que dieron más de lo esperado, por supuesto que los recuerdo de especial manera.

Gracias a todos ellos, por el esfuerzo y la dedicación que mostraron. Se merecen este humilde reconocimiento.

3 comentarios:

  1. Siempre es de agradecer ese tipo de reconocimiento. Por lo que a mi me toca (como profesor) gracias.

    ResponderEliminar
  2. Aldeberán:
    Juro que fue por casualidad que escribí lo del maestro. No había leído tu post. Pero igual es un himno horrible...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Odyseo:
    Entonces, sinceras felicitaciones a tí también.

    Rafael:
    Si, entiendo que fue casual o más bien sincrónico. Y entiendo tu opinión sobre el himno, pero más que horrible me parece anquilosado. Creo que los maestros se merecen un mejor himno, un poco más "moderno" pero no por eso vulgar o corriente.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.