10.10.07

Condenan a capellán en Argentina.


Leo en Página12 la noticia que han condenado a cadena perpetua a un sacerdote católico por haber participado en hechos de capturas ilegales, tortura y asesinatos cometidos en el marco de la "Guerra sucia". La noticia del juicio ha estado presente en la prensa argentina desde hace semanas, así que el veredicto no me sorprende. En los detalles del juicio, salió a la luz pública cómo el acusado participaba de las sesiones de tortura, aprovechándose de su estado eclesial chantajeaba a sus víctimas para que delataran a sus cómplices, así como otro tipo de actos repudiables. Al final, el sistema judicial emitió un veredicto que ha alegrado a los familiares de las víctimas y a las organizaciones de DD.HH.

Más allá de las implicaciones que tenga esta condena para la sociedad argentina, para las fuerzas armadas y para la Iglesia Católica, es notable que los diferentes avances que están llevándose en aquel país no están causando guerras fratricidas ni descalabro social ni están abriendo heridas o quebrantando la Paz.

Digo todo lo anterior porque esas son las razones que aducen los representantes del gobierno y del partido oficialista (perdón por la redundancia) para evitar derogar la Ley de Amnistía que evita que se esclarezcan los casos de muertes y desapariciones durante el conflicto armado. No quiero pecar de simplista y comparar a la sociedad argentina con la salvadoreña pues son tremendamente diferentes. Quisiera atribuir todo esto a la posibilidad que en aquel país ya lograron una mayor madurez política que les permite sanar las heridas del pasado y caminar con menor lastre hacia el futuro. ¿Cuándo alcanzaremos esa madurez nosotros? Yo exijo que sea pronto, pues no me interesa que mi ciclo vital en este planeta se acabe antes de que se alcance algo de esa Justicia. Tampoco me interesa que todos los involucrados de ambos bandos estén muertos para entonces, pues no podrían pedir disculpas por todo el daño que nos hicieron durante esos años.

Me alegra que en Argentina la cosa camine con pausas pero siempre para adelante.

Categoría: , , , ,

Enlaces relacionados:

En La Nación, está la nota con las reacciones en los medios de difusión de otros países.
La noticia en Radio Francia Internacional

1 comentario:

  1. La madurez política también es algo que se echa de menos en España.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.