25.11.06

Premian publicidad que fomenta violencia contra la mujer.


Hace varios meses fuimos saturados por la campaña de una tienda de zapatos, que los promocionaba usando una publicidad que, para mi gusto, denigraba la imagen femenina. Básicamente, el anuncio televisivo mostraba a mujeres que usaban zapatos comprados en dichas tiendas. Cuando las demás mujeres se fijaban en esto, agredían a la primera con saña, motivadas por una envidia enfermiza (¿acaso hay de otro tipo?). En las calles, las vallas publicitarias un día mujeres exhibiendo zapatos de moda; días después las caras de las modelos estaban cubiertas con calcomanías (pegatinas, stickers) de cabezas de animales (gallinas, lagartos, etc). Isultante. Recuerdo haber recibido un correo electrónico en que se insistía en pedir a los medios de difusión que dejaran de transmitir esa propaganda. Por supuesto, la campaña no dio frutos.

Pues resulta que esa famosa campaña ha recibido premios en el último concurso de efectividad de marketing y publicidad EFFIE 2006, tal y como informa LPG. Increíble.

Me da lástima que los criterios que se usaron para elegir a los ganadores sean tan excluyentes y reducidos. Premiar una idea que promociona un producto rebajando la dignidad de un grupo de personas es vergonzoso.

Saco a la luz este tema, pues hoy se celebra el Día internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Leyendo La Nación, me encuentro que:

Se conmemora el día de la no violencia contra la mujer porque en un día como hoy, pero de 1960, fueron torturadas y asesinadas las hermanas Mirabal por la dictadura de Rafael Trujillo en la República Dominicana. Este hecho, que desencadenó después la caída del régimen, marcó un hito para que saliera a la luz esta grave situación.

La Asamblea General de las Naciones Unidas instituyó esta jornada por Resolución 54/134 del 17 de diciembre de 1999 para la realización de actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto de esta problemática.


La verdad, este es un asunto en el cual los patrones los tenemos arraigados culturalmente desde hace siglos. Para muestra, lean estos dos interesantes artículos de Ixquic*.

Un detalle curioso sobre la noticia de LPG: se considera que una campaña tiene presupuesto reducido cuando se gasta en ella menos de veinticinco mil dólares. Vaya bicoca.

Categoría: , ,

9 comentarios:

  1. Hola!
    Estoy deacuerdo completamente contigo. Esos anuncios son horribles. Me viene a la mente otro comercial de zapatos (omito nombre) donde x mujer (rubia y bella) pasa frente a un escaparate de zapatos y se imagina que en algún lugar exótico un hombre guapo, seductor y varonil, le guiña un ojo mientras sostiene un zapato. ¿Desde cuándo? ¿hasta dónde llegamos los humanos para vender un productos? Me dio asco.Sobre todo porque se que las mujeres somos tan sensibles a esos sueños que es capaz que vamos y los compramos. ¿Y después? Nada. Pura fantasía. Eso demuestra la falta de baja estima que tenemos la mujeres y todavía tienen el descaro de decirnos que no valemos nada sino compramos un par de zapatos....¡Es el colmo!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. "imagina que en algún lugar exótico un hombre guapo, seductor y varonil, le guiña un ojo mientras sostiene un zapato"

    Ver: La Cenicienta, por Charles Perreault, 1697.

    "somos tan sensibles a esos sueños que es capaz que vamos y los compramos"

    Condicionada por sus padres, que la dejaron ver películas de Disney. Con un poco de tino, regalará a sus hijas "Robinson Crusoe," de Daniel Defoe, y les prohibirá todo lo relacionado a Disney.

    Pero no creo que lo haga.

    ResponderEliminar
  3. La ultima versión de la publicidad me da asco. Hombres al nivel de zapatos, me parece sumamente estúpido.


    Había visto un par de zapatos ahí, pero prefiero ya no comprar...

    ResponderEliminar
  4. Para el-visitador:
    jajaja. Me gusta su sentido de humor. Seguramente le compré a mi hija "Robison Crusoe", pero también las dejaré ver Disney. Ella deben saber mucho de esas cosas que yo nunca pude ver y que sólo leí. Mi padre no me dejaba ver esas películas, decía que eran estúpidas y que hacen a las mujeres sensibles a un sueño. No sé si es verdad. Lo que sé es que esos comerciales no ayudan a las mujeres. Al contrario las destruyen y la degradan.

    Aldebarán: No pude en el comentario anterior identificarme. Mil disculpas por publicarlo como anónimo, pero soy super nueva en esto. Me entró la prisa y además no revisé, escribí "la falta de baja estima" y corrigiendo la idea es "la baja estima" o "Falta de autoestima".
    Un abrazo,
    Krisma

    ResponderEliminar
  5. Detesto esa publicidad. fomenta cosas estudas si.

    Creo que esa publicidad me restriega cosas que pasan, porque para elaborarala restrean las actitudes y sentimientos de las destinatarias.

    Yo conocí a un hombre que le gustaba andar con niñas 10 años menores que él, y se presentaba ante ella como un ser aparentemente exitoso para que le admiraran (salía en la tele, era profesor, etc). El lograba andar hasta con las mejores amigas a la vez. Y en una ocasión me dijo que la clave es "la envidia entre las mujeres". Yo hablaba estas cosas con el bajo la condición de la plena sinceridad y sin que yo le reprochara su conducta, aunque el sabía que me retorcía de la cólera.

    ¿cómo puede un ser humano actuar contra otro bajo semejante premisa? él insistía que yo debo ubicarme en el tipo de sociedad en la que vivo.

    Cuando apareció esa campaña me di cuenta que partía de esa estúpida idea también, con fines comerciales claro. Y lo peor es que hasta se "reconozca" ese empeño.

    Yo siempre he creído que la naturaleza jamás nos ha predispuesto a las mujeres a la envidia (ésta existe entre los hombres también, no es una cuestión de lo femenino), es la sociedad a la que le encanta que esa idea esté presente. Así criadas y bombardeadas por publicidad entiendo que sucedan casos en los que la lealtad femenina se pierde. (hasta entre madres e hijas)

    Mi niña me hizo el comentario de lo feo que se ve que etiqueten a alguien como: "los negros....". y tiene razón.

    La única forma que me queda como mamá, es discutir lo que pensamos de estos anuncios. Yo le llamo el juego de la trampa: vemos la tele y sabemos que hay un mensaje oculto, el que debemos decifrar y discutir.
    Saludo!

    ResponderEliminar
  6. "Mi padre no me dejaba ver esas películas, decía que eran estúpidas y que hacen a las mujeres sensibles a un sueño."

    En mi humilde opinión, tu papá es un hombre sabio.

    Un cordial saludo,

    ResponderEliminar
  7. Krisma:
    Coincido contigo en que las reducen a depender de un par de zapatos para ser "alguien". Igual nos la hacen a nosotros, haciéndonos depender de la tecnología, de la ropa o del auto.
    No te preocupes por lo del anonimato, que a veces esta versión beta de Blogger se comporta de forma poco civilizada.

    e-V: Noto que has vuelto en plan de dialogar en lugar de intentar convencer al Otro. Bienvenido.

    Ana:
    Con eso delatas que tienes buena memoria, pues conozco mujeres que no les gustó la susodicha campaña propagandística e igual intentan comprar zapatos en esas tiendas. Sin embargo, no es culpa de ellas, las personas tendemos a olvidar la publicidad a la que fuimos sometidos. Algo de eso estoy descubriendo en "No Logo".

    Ixquic*:
    Por supuesto que en esas campañas se juega mucho con las debilidades humanas.

    En cuanto a lo que mencionas sobre los hombres, pues hay algunos que usan a las mujeres para rellenar el vacío que llevan dentro, las usan como trofeo, como droga para sus egos liliputienses. Para lograrlo, usan los mismos defectos humanos que has mencionado. Lo curioso es que en la campaña no se mencionaba la envidia sino los celos.
    Por último, me gusta el tipo de filtro al que sometes a tu hija explicándole que siempre en esas campañas hay algo que no es del todo cierto. Es el mejor antídoto ante la constante exposición a mensajes enmascarados.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, no quisiera ser abogada del diablo pero la publicidad pues es un negocio. Yo no sé, y no lo estoy afirmando, si realmente deba ser moralizadora o educativa. Acaso no haga más que reflejar la "cultura light" en la que vivimos. Y lastimosamente sí hay mucha mujer que piensa que comprando un par de zapatos se le soluciona la vida (conozco algunas). A caso el tema sea más ver porqué, la razón por la cual esta gente ha percibido que esa es una buena forma de llegar a su público consumidor. Esta gente hace estudios de mercado y opinión. Así que en lo que sí concuerdo con ustedes en que es muy triste y muy denigrante.

    ResponderEliminar
  9. Vanessa:

    Me parece que los medios (o las agencias de publicidad) están difundiendo últimamente que están buscando auto-regularse, so pretexto de no dañar la educación de la infancia.

    Comprendo que no es obligación de la propaganda ser "moralizadora o educativa" pero entonces que no den dobles mensajes y no degraden a muchas personas en el intento.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.