4.5.06

Una canción muy especial

Quienes me conocen por más tiempo saben que no tiendo a ser una persona "romántica" en el sentido edulcorado de la palabra. Tiendo a ser simplón y eso de la "música romántica" en castellano no es algo que me termine de apasionar del todo. Conozco gente que dice con toda claridad "A mi me gustan todas las canciones de José José" y otras que tienen un repertorio variado en sus casas.

En mi caso, necesito que una canción tenga una letra poética (o que yo la catalogue así) para que me llame la atención. A eso tengo que sumarle la interpretación del cantante y un poquitín del arreglo musical de la misma. Así las cosas, resulta que el espectro de canciones románticas que me gustan es reducido. Me gustan algunas de moda, otras que las radios consideran ya como "clásicas" o "viejitas". Puedo incluir en la lista algunos boleros, de los cuales pocas veces recuerdo sus nombres. Sin embargo existe una excepción, hay una canción que sobresale entre todas.

Recuerdo la primera vez que la oí y quien la interpretó. Fue en la televisión, viendo un programa en ínglés doblado al español. La conductora era Carol Burnett y el cantante Plácido Domingo. El tenor interpretaba canciones en inglés, pero comenzó con una en español. Una canción bellísima que desde ese momento me enganchó.

Años después, siempre en la televisión, encontré a Roberto Carlos que, a modo de presentación, dijo que el recordaba una canción desde niño pues su madre la cantaba suavemente durante todo el día. Años después descubrió que la canción npo era un invento de su mamá, era muy conocida. Fue entonces cuando el se "atrevió" a cantarla.

¿Cuál es la canción? Esta.


El día que me quieras
Música: Carlos Gardel
Letra: Alfredo Le Pera

Acaricia mi ensueño
el suave murmullo
de tu suspirar.
Cómo ríe la vida
si tus ojos negros
me quieren mirar.
Y si es mío el amparo
de tu risa leve
que es como un cantar,
ella aquieta mi herida,
todo todo se olvida.

El día que me quieras
la rosa que engalana
se vestirá de fiesta
con su mejor color.
Y al viento las campanas
dirán que ya eres mía,
y locas las fontanas
se contarán su amor.

La noche que me quieras
desde el azul del cielo,
las estrellas celosas
nos mirarán pasar.
Y un rayo misterioso
hará nido en tu pelo,
luciérnaga curiosa que verás
que eres mi consuelo.

El día que me quieras
no habrá más que armonía.
Será clara la aurora
y alegre el manantial.
Traerá quieta la brisa
rumor de melodía.
Y nos darán las fuentes
su canto de cristal.

El día que me quieras
endulzarán sus cuerdas
el pájaro cantor.
Florecerá la vida,
no existirá el dolor.

La noche que me quieras
desde el azul del cielo,
las estrellas celosas
nos mirarán pasar.
Y un rayo misterioso
hará nido en tu pelo.
Luciérnaga curiosa que verás
que eres mi consuelo.

Fuente


Hermosa, ¿o no?


PD. Veo en wikipedia que el programa es de 1984. No recuerdo cuando fue que lo vi en la televisión nacional. He buscado algún video decente de la canción para enlazarlo acá, sin éxito.

Categorías: ,

4 comentarios:

  1. Por cierto que la canción es muy linda, y tiene que serlo: es un plagio de Le Pera a un poema de Amado Nervo que se llama "La noche que me quieras" o algo así. En lo personal prefiero la versión de Le Pera; nunca le tuve paciencia a Nervo.

    ResponderEliminar
  2. Sabes, durante años escuché esta canción en mi casa. Por otro lado, escuché un único verso ("luciérnaga curiosa que verá") y no supe que pertenecía a esta canción hasta pasado un tiempo. Cuando se unieron las dos imágenes y situaciones, me gustó mucho más.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Rafael:
    Yo conocí el poema de Nervo después de la canción. Mucho después me enteré que la fecha del poema era anterior a la canción.

    Odyseo:
    Las cosas que nos amarra una "simple" canción. Interesante.

    ResponderEliminar
  4. ¡Es bellisima!, pero como bien dice Rafael, ¿cómo no iba a serlo si es un plagio del gran Amado Nervo?

    Que bien que la has recordado.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.