5.4.06

Flotar sobre las leyes.


No sé si a ustedes les pasa; pero a veces escucho una canción en la radio y luego tengo la melodía adentro de mi cabeza, repitiéndose, a lo largo de varias horas. A veces la canción me gusta, a veces la detesto. No es algo problemático, simplemente un hecho eventual. Curiosamente, en inglés tienen una palabra para esto: earworm, traducción literal de una palabra alemana.

Desde hace más de un mes encontré otro tipo de "worm": uno de preguntas. Luego de leer un post de Odyseo, en donde planteaba su alegría al violar ciertas leyes. El post me pareció retador ¿violo yo alguna ley, conscientemente, con placer y alevosía?

Y esa pregunta me ha seguido a lo largo de este mes. En momentos de silecio, aparecía como earworm. No de daba descanso, incisiva, ubicua, quemante.

Descubrí que todavía soy prisionero de muchas leyes, convencionalismos o costumbres. Eso por supuesto me puso un poco triste. A partir de ahora, elijo irme liberando de todo eso.

Por otro lado, descubrí que desde hace mucho tiempo, floto por encima de una costumbre en particular y que en muchas otras siempre nado contracorriente, pero todavía no logro flotar sobre ellas.

Categoría:

2 comentarios:

  1. Yo creo que desde niño he padecido estos earworms. Casi todo el tiempo tengo una canción que me ronda en la cabeza. Los peores son cuando hay elecciones: se me pegan los himnos de los partidos políticos.

    ResponderEliminar
  2. Arbolario:

    ¡Cúanto lo siento! Debe de ser torturante eso de oir esas cancioncitas todo el tiempo.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.