2.10.08

Masacre de Tlatelolco: cuarenta años

Hoy se cumplen cuarenta años de lo que se ha llamado la Matanza de Tlatelolco, la cual no puede ser vista como un evento separado del Mayo Francés de 1968. La efervescencia de finales de la década de 1960 repercute en la sociedad mexicana de ese entonces, dando como resultado manifestaciones en contra de la clase dirigente. Estos eventos no fueron tolerados por el gobierno de turno y conllevaron a la toma de la Ciudad Universitaria por parte de los militares. Los estudiantes responden convocando a una manifestación pacífica en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, el día dos de octubre. El día doce, el presidente inaugurará los juegos olímpicos de 1968. Era necesario presentar al mundo una imagen de orden, de desarrollo, por lo que se recurre a la violencia para aplacar las protestas. El resultado es una de las matanzas más dolorosas para la sociedad mexicana.

Anoche vi el documental en el cable, en el Discovery Channel. Me pareció tremendamente impresionante por sus imágenes, testimonios y (para mi) nuevas hipótesis de lo que pasó en esa tarde.

Me gustó la frase que dijo el historiador Sergio Aguayo sobre el ambiente que predominaba en esa época y que es algo así como:

Lo que no estaba prohibido, era obligatorio
Sergio Aguayo
De todos los testimonios, el que más me conmovió es el del profesor Fausto Trejo, que dejo a continuación, enlazado del sitio de Discovery Channel



Referencias
La correspondienteentrada en Wikipedia

Otras notas en esta bitácora
En el año 2005

Categoría: ,
,

2 comentarios:

  1. «Estos eventos no fueron tolerados por el gobierno de turno»

    ¿Cuál gobierno "de turno"?

    El podrido socialismo-populismo-corporativismo del Partido Revolucionario Institucional, aferrado a la guayaba, repartiendo prebendas entre sus clientes políticos desde 1929.

    Y masacrando a las juventudes en las calles.

    ResponderEliminar
  2. e-v:
    Estando en un gobierno "presidencialista" en donde el poder ejecutivo tiene tanto peso, sí es factible que un gobierno sea distinto a otro, dentro un estrecho margen, que está a la discreción (por no decir "a la regalada gana") del presidente en funciones.

    Es en ese estrecho margen donde yo coloco la decisión de llevar a cabo la masacre.

    saludos

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.