7.4.07

Postales indígenas


Pensé que sólo yo me había fijado. Pensé que sólo a mí me había "dado cólera" al ver la portada de LPG del 27 de marzo pasado en donde se mostraba a una muchacha vestida de "traje típico" dándole la bienvenida a los Reyes de España. Me equivoqué: se dio cuenta Elena Salamanca, quien escribió esta pequeña nota.


Seres mitomágicos

Elena Salamanca

La portada del periódico me indignó. Una joven "¿indígena?" recibía a los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, a su arribo a El Salvador, este lunes. La joven vestía una falda de vuelos, huipil y un chal, y representaba, según dijeron, a "los panchos", indígenas de Panchimalco.

En el país hay cuatro etnias indígenas: nahuapipiles, lencas, chortíes y cacaoperas o kakawiras, según el informe "Perfil de los pueblos indígenas de El Salvador" (BM, CONCULTURA, 2003), una de las últimas publicaciones sobre el tema indígena en El Salvador.

Los panchos no son etnia. Y me parece una falta de respeto para la comunidad indígena del país esa representación más folclorista que etnográfica. Los panchos, me dice el antropólogo e investigador Rafael Lara Martínez, son descendientes de los nahuapipiles y su denominación es más bien popular. Dado que los nahuapipiles son la población indígena más grande del país -a pesar de 1932-. La representación debía ser auténtica.

Las mujeres nahuapipiles, pocas ya, conservan su traje, el refajo, una falda recta tejida (que ahora importan de Guatemala). No usan esas faldas de vuelos.

Sigo indignada. Y tal vez no se me entienda. Tal vez sí: Cuando vienen el Papa (1983, 1996) o los reyes de España, el Gobierno incluye en su protocolo a "representantes" indígenas. Los exhibe como sacados de una postal y les da un lugar de seres fantásticos, extraños. Conozco las comunidades indígenas del país y me consta que algunas de sus mujeres andan descalzas debido a la pobreza en que viven. Y me consta, también, que lo que reconocen del Gobierno no es su inclusión en actos protocolarios, sino su exclusión constitucional y de las políticas culturales.

Y algo más: El año pasado, la ONU pidió al Estado salvadoreño reconocer a los pueblos indígenas nacionales y ratificar el convenio 169 de la OIT, que reconoce, entre otras cosas, su derecho a tierras. El resto de Centroamérica lo ha ratificado desde 1991.

Sigo indignada y considero que es fácil comprenderlo: los indígenas no son adornos, ni bufones, ni seres mitomágicos que el Gobierno recuerda solo para dar ternura o folclor a un acto. Para verlos no hay que esperar que vengan el Papa o reyes europeos. Viven en Sonsonate, San Miguel, Usulután y Morazán, en municipios con pobreza extrema alta y pobreza extrema severa, según el mapa de pobreza de 2005.


¿Por qué tenemos que ponernos "folklóricos" en estas ocasiones y propiciar la "cultura universal de consumo" en todos los demás actos de la vida cotidiana? ¿Por qué no se vistió nuestro Presiedente con traje de manta para esta ocasión? Sí, ya sé, sería falta al protocolo y a las buenas costumbres. Sin embargo, ¿acaso no se vistió García Márquez con una guayabera caribeña blanca cuando recibió el Premio Nóbel de parte del Rey de Suecia? "No se trata de mostrarnos como si todavía usáramos arcos y flechas" diría alguien que conozco y tiene parte de razón.

El problema que bien apunta Salamanca es la falta de integración de nuestra cultura indígena en la vida nacional. La cosa no es sencilla de resolver, pero se pueden comenzar a dar pequeños pasos.

Categoría: ,

5 comentarios:

  1. No había notado eso que decís, he estado algo desconectado de las noticias últimamente. Esto es tan perverso como cuando el partido que se jacta de usar la cruz en su bandera celebra su inicio de campaña en Izalco, donde no se dio la victoria contra el"comunismo" si no una enorme matanza de indígenas en el 32.
    Acá ejercemos una discriminación tremenda hacia los indígenas, no sólo están oficialmente invisibilizados, si no además seguimos viendo a todo lo indígena como algo que nos da pena. Incluso, hasta de insulto se utiliza el decirle a alguien "indio". Es triste y eso si que da pena.

    Saludos

    Victor

    ResponderEliminar
  2. Alde, no sólo tu lo notaste. Es duro, porque nos enfrenta a uno de los espejos mas feos que tenemos.

    Históricamente hemos rechazado "lo indígena" :( -ixquic*- lo vemos menos, lo hemos desmerecido, culturalmente no lo asumimos y nos vale.

    Voy a pasar a otro punto, que está detrás de la ignorancia de la gente que trabaja en el Estado, a pesar que ha sido el mismo estado, el que ha producido informes sobre el tema como lo señala Salamanca.

    El Gobierno salvadoreño, presentó un informe ante la CERD (ONU) (que es el comité que vigila la discriminación racial) y en él dijo cada cosa:

    - dijo que las comunidades indígenas en el país estan diseminadas y por lo tanto no puede haber discriminación hacia ellos.

    -que no van a ratificar el Convenio 69, porque eso va contra la igualdad. (ojo que la igualdad es dar diferentes tratos a quienes no son iguales, mejor que busquen otra argucia)

    -que la masacre de Las Hojas, era un hecho pasado y amnistiado. Nada que hacer...

    -aceptaron que no tienen un registro o censo (y Salamanca dice que CONCULTURA hizo una aproximación, aunque sea eso hubieran presentado!) y la explicación que dieron es que no hay grupos indígenas ...que se diseminaron. simple, para el gobierno no existen.

    El CERD les llamó la atención.

    Claro vendra EV, con el rollo de clausurar a la ONU, pero eso no es lo que me importa ahora, sino que veamos cuál es la postura del gobierno y su partido y en consecuencia entender:

    Si es por ignorancia que ponen Panchos a recibir a los Reyes o es realmente una deliberada actitud discriminatoria hacia los que si existen y reclaman reconocimiento oficial.

    Saludos, Alde ;)

    ResponderEliminar
  3. Es evidente que este ghesto es como el del político en campaña besando a un niño: medidas populistas para dar un lavado de cara y quedar bien en la foto. Siento mucho que eso ocurra. Gracias por contarlo aquí y propiciar así que gente que de esto no tiene ni idea (yo misma) nos enteremos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me molestó mucho. Lo "folklórico" viene a ser un show protocolario, romántico y falaz. Lo "bonito" (y encima, errado) encubre el rechazo y la exclusión que esta población ha sufrido históricamente.

    Por cierto, esos artículos en la última página de Enfoques son muy buenos.

    ¡'aludos!

    ResponderEliminar
  5. Víctor:

    Triste que para indicar cuánto nos enojamos decimos que "se nos salió el indio" No sé como erradicaré esa expresión de mi vocabulario, por lo haré.

    Más triste es saber que un político del partido en el gobierno le explicó alguna vez al Príncipe de Asturias que la cruz en la bandera de su partido era símbolo del cristianismo.

    Ixquic*

    Gracias por notarlo y por compartir esos detalles tan interesantes acerca del informe de nuestro Gobierno ante el CERD. Sobre tu última duda, yo mas bien creo que es ignorancia. Para tener una actitud deliberada es necesario estar consciente de la existencia de esos grupos. Creo que muy pocos miembros de este gobierno les interesa o saben sobre el tema: pura ignorancia.

    Éowyn:
    Efectivamente, politiquería barata. Esta bueno hacerlo durante la campaña electoral, que sólo tiene carácter nacional, pero hacerlo ante Invitados de otras naciones es desastroso.

    Ligia:
    Creo que esa última página de enfoques es la que tiene menos restricciones de parte del Editor. Algo tienen que ceder, al menos para dar la apariencia de un medio pluralista.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.