31.8.06

Juzgando el pasado de un escritor


Lo leí en los periódicos y me asombró. Luego lo volví a leer en el blog de Jacinta Günter Grass, el premio Nóbel de literatura, confesó haber formado parte de las SS durante la segunda guerra mundial.

Tal como lo escribí en el blog de Jacinta, si bien admiro su sinceridad, rechazo su pertenencia al nazismo. No obstante, no me siento en la posición de juzgar toda su vida a partir de este hecho.

Sin ambargo, me parece que existe una cantidad de personas que intentan ganar altura moral haciendo leña del árbol alemán caído. En mi caso, me parece injusto enlodar todo el prestigio del Sr. Grass por este evento ocurrido hace muchos años.

Leyendo los periódicos, encontré dos artículos: uno escrito por un crítico nacional y el otro por el escritor nicaragüense Sergio Ramírez.

En el primero, si bien se plantean dudas razonables (como la del contrato millonario para publicar sus confesiones) me parece que el tono general del artículo apunta a la censura de toda la tarea llevada a cabo por Grass. Y digo censura, pues no puede llamarse crítica a lo que evade el esfuerzo mínimo por entender las causas que pudieron llevar al escritor alemán a su participación en el nazismo.

El segundo artículo, me parece más ecuánime, pues dice "los archivos militares de Berlín, siempre estuvo a disposición de quien quisiera ver el registro de Grass". Quiere decir que si alguien se hubiera puesto a escarbar en el pasado del escritor alemán, hubiera demostrado lo que ahora él mismo nos cuenta por su propia mano.

Mejor lean los artículos y fórmense su propia opinión, pues el tema no es simple: anular toda la bondad que hizo o puede hacer un hombre por un error de juventud. Ya lo planteó SilvioR en alguna de sus canciones

"Si alguien roba comida
y después dá la vida
¿qué hacer?
¿Hasta dónde debemos
practicar las verdades?

Mientras tanto, no veo el porqué no buscar una novela de Grass y disfrutar su lectura.

Categoría: , , ,


6 comentarios:

  1. Yo no puedo opinar nada de Grass como escritor porque no lo he leído. Pero al igual que vos pienso que el artículo de Sergio Ramírez es el mejor.

    Sobre el otro reportaje: ¿por qué afirma el autor que Grass fue un asesino de civiles? ¿Le consta?

    ResponderEliminar
  2. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

    ResponderEliminar
  3. Hola Aldebarán. Bueno, es que habrá que ver todo en su contexto. Desconozco con exactitud las circunstancias de GG, pero te diré que el nazismo no comenzó siendo lo que terminó por ser. Alemania se encontraba en un momento de desánimo colectivo. La moral estaba baja por las cargas que el Pacto de Versalles les había impuesto y de pronto surge una persona que les dice cuán fantásticos son: Hitler. Obvio. Era una especie de pastor (evangélico pues) y bueno, lo siguieron con fe y a ojos cerrados. Toda Alemania fue nazi en algún momento. Y luego pues pasó lo terrible que todos sabemos. También hay que tomar en cuenta que la sensura y condena del nazismo viene dado por los ganadores de la guerra: EEUU, URRS, GB e Italia. Ellos escribieron la historia. No digo que el nazismo haya sido algo bueno. Sólo digo que quizás (porque me lo parece pero no tengo mucho en qué sustentarme) haya tenido algunas cosas lógicas y hasta beneficiosas para el pueblo alemán. Tuve un profesor (que por cierto lo asesinaron en El Salvador)que vivió de niño en la zona asignada a GB. El nos contaba que las violaciones de los británicos, una vez ganada la guerra, no fueron muy distintas a las que ocurrieron durante la misma. Eso sí, decía, gracias a ellos hablaba inglés (no hablarlo también era penado) Y bueno... así son las guerras y las locuras colectivas. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Arbolario:

    Quizá opine eso por la culpa colectiva que supone la masacre llevada a cabo por el régimen nazi. Por supuesto, eso no queda claro en el artículo.

    Odyseo:
    Quizá por eso el primer artículo no es de mi agrado.
    Por otra parte, ¡Qué bueno saberte de regreso!

    Vanessa:
    Todos cometieron desmanes en esa guerra. Juzgar desde este paisíto, sin tener en cuenta todos los factores y sin preguntarle directamente al acusado, es atrevido.
    Quizá es una buena señal que los alemanes hayan agotado en poco tiempo el libro de Grass. Quizá implica que de alguna manera, lo han aceptado con esa "marca" en su vida.

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Lo del contrato millonario por sus memorias no me parece un argumento sólido para atacar a Grass tampoco. A Grass, como a todo autor reconocido, les ofrecen constantemente ofertas jugosas por escribir y publicar sea su auto-biografía o sus memorias.
    En Alemania es un autor muy reconocido y respetado, y a pesar de su confesión, sus libros no pierden calidad literaria por ello.

    ResponderEliminar
  6. Jacinta:

    Encuentro por casualidad una entrevista que le hace Juan Cruz a José Saramago, en El País de la cual extraigo una porción. Lo comparto contigo.

    Juan Cruz ¿Cuál es su reacción a lo que ha sucedido con Grass?

    José Saramago Primero he tenido perplejidad. Nunca hubiera pensado que él hubiera estado en las Waffen-SS..., y menos aún que hubiera ido como voluntario. Y me ha sorprendido la violencia de las reacciones. Él tenía 17 años. ¿Y el resto de la vida no cuenta? Me parece una reacción hipócrita la que ha habido, de mucha gente que acaso no Consulta su propia conciencia. Mucha gente quiere buscar pies de barro a personalidades influyentes. Me recuerdan al que iba de ciudad en ciudad, siguiendo un circo. Un día le preguntaron: "¿Por qué sigue tanto a este circo?". "Porque quiero ver cuándo se cae el trapecista y se mata". Y me parece indigna, infame, la insinuación de que Grass ahora lo dice por motivos promocionales de su libro. ¿Qué juez puede decir que una confesión viene demasiado tarde? La Verdad es que lo ha dicho, ahí está su confesión.


    saludos

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.