17.11.10

Primer sexenio

Han pasado seis años desde que comencé este blog. En estos últimos 18 meses no he podido mantenerlo como a mí me gusta. Tengo al menos quince borradores de notas que no publiqué en su momento y que ya no vale la pena hacerlo.

No he llegado a pensar en cerrarlo. Se me ocurrió, pero la idea no vivió más de lo que dura un suspiro.

Lo que sí creo es que ya me pesa demasiado lo hecho en este sexenio. Estoy pensando seriamente revisar las entradas que publiqué. Hay muchas con enlaces de que no creo que sigan existiendo y que necesitan ser eliminados. Hasta he pensado en ponerme revisionista y borrar aquellos textos que ya no me satisfacen (lo que no me parece del todo adecuado) Este blog es como un árbol que necesita una poda para poder seguir creciendo.

En fin, que más que producir nuevas cosas, quiero ver si dejo el blog un poco como lo soñé desde el principio. Quizá sufran algunas cosas que me llevó algún tiempo hacer, como las sopas de letras. Ya iré contando acá el procedo de chapoda de esta bitácora.

2 comentarios:

  1. Felicidades, es un lástima que los twitters y el facebook hayan minado una forma tan válida de expresión personal. Siga adelante.

    ResponderEliminar
  2. Se necesita más aire para un blog. Los demás espacios son más rápidos, pero cuesta más profundizar en ellos. Gracias por el apoyo.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.