31.8.08

Celebraciones innecesarias

En la edición del pasado viernes 29 de agosto, en LPG, aparece esta nota sobre la celebración de los ciento cincuenta años de existencia del Ministerio de Relaciones Exteriores, llamado también Cancillería.

La efeméride me parece importante para recordarla y poder reflexionar sobre ella. Ahora bien, no me parece que valga la pena comenzar a gastar los dineros del Estado en arreglos florales, una placa conmemorativa ni en recepciones de ningún tipo. ¿Acaso no ha dictado el Presidente de la República la suspensión de gastos que no sean estrictamente necesarios? Por supuesto, sé que el gasto en este tipo de eventos es poca cosa comparado con el despilfarro que pudiese existir en la publicidad, cenas lujosas y otros rubros. Sin embargo, me sigue pareciendo excesivo para la celebración de un aniversario de esta naturaleza.

Pequeñeces en las que se fija uno, pues, habiendo tanta cosa censurable en el gobierno.

Categoría:

6 comentarios:

  1. El título de tu post lo dice todo. Muy bien.

    ResponderEliminar
  2. No son pequeñeces.

    Es el torrente de nuestros impuestos, que se escapa através de un millón de orificios en las arcas del Estado.

    Mala administración pública, y deficiencia cultural salvadoreña el ni siquiera reparar en éstos abusos cometidos con nuestro dinero.

    ResponderEliminar
  3. Quiero agradecerte tus buenos deseos para mi. MUCHAS GRACIAS.

    Un largo abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues sí aquí estamos. Me ha encantado leerle de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. JC:
    Gracias.

    e-v:
    Lastimosamente, nos enteramos de sólo algunos de estos agujeros a través de la prensa. ¿Cuántos más no habrá?

    Magda:
    Me alegra que vayas mejorando.

    Bo:
    A mí me ha encantado más tu retorno.

    ResponderEliminar
  6. Tomarse un Wiskhy con varias bocas es la mejor manera que hay para:
    1. Despertar el apetito.
    2. Pasar el tiempo para algunos funcionarios diplomaticos y de gobierno.
    En fin, Que bueno verte escribir de nuevo.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.