8.4.08

La semana pasada: doble aniversario


La semana pasada estuvo llena de actividades, de trabajar hasta tarde, de aniversarios, conciertos y sonido.

Quizá lo que más dejó marca en mi ánimo fue el doble aniversario luctuoso del viernes. Se cumplieron cuarenta años del asesinato del Reverendo Martin Luther King Jr, ocurrido en EE.UU. No menos importante es el aniversario del cruel asesinato de la niña Katya Miranda, ocurrido en 1999.

Sobre el Reverendo es poco lo que yo puedo aportar a todo lo que se ha escrito y dicho sobre él. Me queda únicamente expresar mi admiración y respeto. Sé que en estos cuarenta años no se ha avanzado lo suficiente en la integración racial en EE.UU. Me parece que le deben eso a la persona del Dr. King.

Sobre el brutal caso de Katya, sólo puedo decir que me causa indignación. Es que parece salido de una novela sobre una república bananera: una niña de nueve años que duerme con su familia en la playa, junto a su padre. Cuando éste despierta, se da cuenta que la niña no está. La hallan descalza, en la playa, ultrajada y luego asesinada. Entre los familiares está un oficial de alto rango de la Policía Nacional Civil, el padre es parte del círculo cercano al entonces Presidente de la República. A pesar de todo eso, no se logran pruebas concluyentes y se le atribuye inicialmente el asesinato a pandillas. Luego, se acusa al padre, al abuelo de Katya y a dos empleados de estos. Luego de muchas investigaciones, se exonera a los sospechosos y la madre alega persecución de parte de personas desconocidas. El crimen de Katya Miranda sigue impune y su madre ha tenido que irse a vivir a EE.UU por temor a las represalias por su demanda de justicia. Para colmo, el actual Fiscal General se rehúsa a investigar nuevamente el caso, que prescribe en el año 2009.

Si quieren conocer más sobre el caso, pueden leer un resumen aquí. Igualmente, pueden sumarse a la petición para volver a investigar el caso, pinchando acá

Todo esto me cansa y me repugna.

Categoría: , , ,

1 comentario:

  1. Si el caso de Katya que salió a la luz, que organizaciones como el IDHUCA están apoyándo... aún así ha quedado impune... que pasará con todos aquellos casos de niñas ultrajadas por sus familiares, padres, abuelos, tios, vecinos... embarazadas... obligadas a abortar... condenadas a llevar secuelas por años y años ...

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.