18.11.07

El tiempo pasa.


Ya son tres años que he vivido desde que comencé la aventura de escribir esta bitácora. Si bien durante este año 2007 la frecuencia de mis entradas no es la que sostuve anteriormente, es algo que estuvo fuera de mi alcance. ¿Motivo? quizá este ha sido un período más intenso, pero mas desordenado y silencioso en mi vida.

Por supuesto, agradezco muchísimo las relaciones virtuales y presenciales que se me ha permitido construir desde este espacio. Hay muchos recuerdos, sonrisas, tristezas y llanto compartido. Eso es inapreciable.

Por supuesto, hay momentos que son difíciles. Durante el próximo mes no podré escribir y actualizar este blog con la libertad a la que estoy acostumbrado. Será como un pequeño vagabundeo en el mundo real, impuesto por las realidades cotidianas. Quizá lo que más me duela es no poder darle seguimiento a las bitácoras que leo frecuentemente.

Mientras tanto, confío en poder poner por escrito todo aquello con lo cual me vaya enfrentando. Ya veremos si logro compartirlo en este espacio.

5 comentarios:

  1. Eventualmente toca dejar este mundillo por un tiempo, por una u otra razón. Ánimo, Aldebarán.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, se hace camino al andar...

    ResponderEliminar
  3. Ligia:
    Tienes razón, un pequeño descanso se le perdona a cualquiera. Gracias.

    Ricardo:
    Me recordaste a Cantinflas, en "El Padrecito" cuando completé mentalmente "y arrieros somos y en el camino andamos". ;-)

    ResponderEliminar
  4. La constancia no se mide sólo en hechos como publicar de continuo. Felicidades por seguir aquí.

    ResponderEliminar
  5. felicidades y te aviso que voy a extrañar tus sopas :D

    Saludos.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.