12.9.05

felicidad



Muy cerca de éste lugar, por espacio de diez minutos, entre el ruido de los pájaros y los niños jugando, fui feliz.

Soy feliz,
soy un hombre feliz,
y quiero que me perdonen
por este día
los muertos de mi felicidad.


SilvioR, "Pequeña serenata diurna"


Categoría:

Posted by Picasa

4 comentarios:

  1. "Fui el vicario feliz de un solo instante,
    el que a veces encuentra en su saliva
    un breve gusto a madreselva
    bajo cielos australes."

    J. Cortázar.

    Un abrazo, Alde.

    ResponderEliminar
  2. Ay, la felicidad... ¿Dónde y cómo comprarla, aunque sólo sea para diez minutos?

    ResponderEliminar
  3. Shered:
    Gracias por el texto, hermoso, por supuesto que de Cortázar. No sé, conmovedor, y no lo digo a la ligera. :-)

    Lunarroja:
    Me parece que eso depende de cada persona. Hay quienes la encuentran en lo sencillo, es decir pagan poco. Hay quienes la buscan en las cosas que poseen y pagan demasiado sin hallarla.
    En mi caso, me causó sorpresa encontrarla con tan pocos ingredientes: la tarde, los pájaros haciendo ruido, los niños jugando, un poco de frescor...

    ResponderEliminar
  4. La felicidad no tiene precio y, claro, llegan los buitres de los perdidos a cobrar lo que se les antoja. No me extraña que fuese feliz en un lugar como ese. ¡Qué belleza!

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.